Roma

Descripción

Roma, es sin duda la ciudad eterna. Dicen los romanos que hace falta un mes para decir que has estado en Roma.

Cuando piensas en Roma, piensas en el Vaticano, el Coliseo, pizza, y pasta, mucha pasta. Como en otras grandes ciudades, hay tanto que ver, que sería imposible escribirlo todo. Por eso hoy sólo nombraremos algunos de los muchos puntos de interés que tiene Roma.

En lugar visitamos el Vaticano. La ciudad del Vaticano es el país más pequeño del mundo y el único que tiene por lengua oficial el latín.

Se trata de la iglesia más grande del mundo, construida para alojar los restos de San Pedro.

Podemos visitar los Museos del Vaticano, con sus múltiples obras de arte, la Basílica de San Pedro,  y la capilla Sixtina, por cierto en esta sala no se puede hacer ni el más mínimo ruido.

En la Basílica podrás ver la Piedad de Miguel Angel, ésta se encuentra protegida por un cristal ya que fue golpeada por un turista, y hubo que restaurarla.

Si quieres un recuerdo, en la Plaza de San Pedro, encuentras de todo tipo, pero te aconsejo regatear con el vendedor, ya que es una práctica muy usada.

Allí, podremos coger un taxi, que nos lleve a nuestro próximo destino, sino deseamos andar. Un consejo, es mejor hacerlo en grupo y negociar con el taxista el precio para que os salga más barato.

Así llegamos al Coliseo, pero con la nariz pegada al cristal del vehículo para no perderse ni uno de los monumentos que nos vamos encontrando por el camino, y con la boca abierta al ver la forma de conducir de algunos romanos.

El Coliseo se encuentra en el centro de Roma, y es espectacular, no solo él, sino todo lo que lo rodea, te sientes como un verdadero romano de la antigüedad.

El precio para la entrada combinada para ver el Coliseo, el Foro, y el Palatino, es de 12 euros los adultos.

Fuimos hacia la Piazza della Rotonda, y allí entramos en una pizzería, ¡cómo irnos de Roma sin tomar pizza!. Y dando bocados a nuestra pizza, nos dirigimos hacia el Pantheon.

¡Qué bonita la Fontana di Trevi!, a rebosar de turistas, y preparados para hacer el gesto tradicional de ponerte de espaldas tomar una moneda con la mano derecha y lanzarla por encima de tu hombro izquierdo. Pero recordar, una moneda es para vivir un romance, dos para casarse, y la tercera para divorciarse.

Ser español y estar en la Plaza de España, es que te salga la sonrisita. Y hacerte una foto en uno de sus 135 peldaños, una obligación.

Pero Roma tiene mucho más que iremos contando en otra ocasión.

Enlace de la imágen destacada : Ver enlace

Compartir con tus amigos