Santuario de la Esperanza en Calasparra

Descripción

Los que vivimos por la zona recordamos haber ido al Santuario de la Esperanza en Calasparra ya desde niños. Recordamos pasar el día con la familia y amigos, jugando a la orilla del rio, y comiendo la rica carne asada a la lumbre, y esos arroces con conejo, en los que todos se afanan en darle su toque.

Allí uno aprende a estar en son con la naturaleza, y lo más importante a respetarla, y saber que si quieres volver a encontrártelo todo tan bonito como está no debes de dejar basura.

La verdad es que a mí como creo que a todo el mundo, le afectó mucho el gran incendio que hubo allí, y del que gracias a Dios, ahora mismo ya no quedan resquicios, puesto que hoy en día el Santuario se ha convertido no sólo en un lugar de culto, sino en un reclamo turístico.

Los primeros datos escritos del Santuario de la Virgen de la Esperanza datan del siglo XVII (25 de junio de 1602).

Es de admirar el lugar donde se construyó la ermita. La roca en la cual se encuentra la Iglesia, la sacristía, la casa para el asistente, y dos salas de hospicio, donde innumerables devotos dejan sus ofrendas. En su interior albergan dos nacimientos de agua. Las cuevas que conforman éste abrigo rocoso, ha sido desde siempre amparo para pastores, antes las inclemencias meteorológicas.

Cuenta la leyenda que un pastor que guardaba su ganado en esas cuevas, excavadas sin duda por las aguas del río encontró la imagen de la Virgen “La Pequeñica”, seguramente olvidada por algún caballero cristiano.

El pastor comunicó su valioso hallazgo a las autoridades eclesiásticas y civiles de Calasparra que con los habitantes del pueblo vinieron alborozadas y quisieron llevarse la imagen para ser venerada por el pueblo.

Dice la leyenda, que la Virgen se hizo tan pesada para su tamaño, que todos comprendieron que era aquí donde deseaba ser venerada. Decidieron, por tanto, acondicionarla.

Es por lo tanto un lugar que visitar, y que agradará tanto a adultos como a niños.

Enlace de la imágen destacada : Ver enlace

Compartir con tus amigos