El Olivar de Abanilla

Descripción

Todos los rincones de Abanilla despiertan la admirada sorpresa de quienes los conocen.El curso del río Chícamo es inigualable y podemos sumergirnos en sus paisajes increíbles y sus parajes de cuento con sus impresionantes oliveras .

Se dice que gran parte de los olivares del municipio son de  época romana,como El Olivo Grande de El Salado( propiedad de Luis Cerezo Ramírez)que tiene un tronco de más de 8 m de perímetro y una copa descomunal .Además es el más grande de la Región de Murcia y,probablemente, de los mayores ejemplares de toda España.

Pero son cuantiosos los olivos que se extienden por las  750 hectáreas que aproximadamente cuenta Abanilla,dedicadas al cultivo del olivo. Muchos de ellos son verdaderos monumentos vivos,tanto por su tamaño,como por su edad y magnitud y que  han constituido parte de la cultura, historia y tradiciones durante más de mil años.

Muchos de los olivos que se extienden por Abanilla son de secano,ya que es un árbol que se aclimata a épocas de sequía.

De estos olivos, se consigue aceite y aceitunas  a través de almazaras,este patrimonio etnológico,hoy en día ha evolucionado gracias a la Cooperativa Olivarera Santa Cruz ,donde se obtiene ese preciado oro líquido.

Existen visitas guiadas organizadas por la Oficina de Turismo por este fantástico lugar,donde se podrá pasear entre estos olivos ancianos y deleitarse por su belleza y riqueza.

Enlace de la imágen destacada : Ver enlace

Compartir con tus amigos