Castillo de Pliego en Murcia

Descripción

Sobre el cerro del Castillo, se encuentra el castillo de Pliego, declarado de Bien de Interés Cultural. Desde de él se contempla la cuenca del río, el poblado de la Mota y la villa de Pliego.

Su emplazamiento, estratégicamente buscado entre cortados y pendientes, para que ayudasen a su inexpugnabilidad.

Para llegar al castillo de Pliego podremos hacerlo, casi todo el recorrido en automóvil, excepto un tramo, en el que hay que hacer una subida a pie, a través de un paseo que ha sido recientemente restaurado.

Los arqueólogos Sánchez Pravia, y García Blánquez, en su Guía de Pliego medieval (1995), fechan la obra en el siglo XII, es decir en la época musulmana de la Región. Sin embargo la existencia del cercano castillo de las Paleras, a unos 500 metros, claramente abandonado, destruido, y arruinado desde época medieval, hace que crezcan teorías en las que se dice que su construcción es posterior a la época musulmana. Aunque la teoría más extendida es que primero fue de los musulmanes y luego pasó a manos de los castellanos que controlaron la población de mudéjar de la Mota.

Con la incorporación del reino de Murcia a la corona de Castilla, a mediados del siglo XIII, y como consecuencia del tratado que firmó el Rey de Castilla con el de Murcia en Alcazar, y ocupada por las tropas castellanas. El lugar de Pliego, fue comprado por la Orden de Santiago hacia los primeros años del siglo XIV, pasando a formar parte de los extensos señoríos que poseía tal orden.

Los estudios realizados arqueológicos, limitan la fortificación en dos sectores; la fortaleza y la barrera.

Su elemento principal, la fortaleza, inscrita en una planta ligeramente triangular, con sus muros jalonados por siete torres medianas, y un torreón de grandes proporciones que flanqueó la puerta de acceso a la fortaleza.El muro perimetral o barrera, también está levantado como la fortaleza, con tapiales de magnífica calidad, conservando aún en algunas zonas el camino de ronda, pretil, y almenas. Probablemente, en su día sirvió para refugio de la población y sus ganados frente a un ataque enemigo.

Su estado de conservación, es relativamente bueno, y restaurado en algunas zonas desde hace años. Esta es otra excusa más para visitar Pliego.Todo ésto y mucho más en nuestra agenda ToMurcia.

Enlace de la imágen destacada : Ver enlace

Compartir con tus amigos